k1

Bienvenidos al primer test piloto de Cinco Octavas. Este test nos sirvió para comenzar a estructurar los futuros testeos que se vienen, y si bien es redactado y no en video (como los que vendrán), decidimos compartirlo para aquellos quienes estén en la búsqueda de Stage Pianos.


DISEÑO Y CONSTRUCCION:

Estéticamente es un Kurzweil, por donde se lo mire. Los paneles laterales tienen un aplique plástico de una calidad correcta, quizás por el precio no estaría nada mal que incluyera paneles de madera. Más aún considerando que es un teclado pensado para vivo, estéticamente seria un punto a favor.

La construcción es verdaderamente muy buena. El solido chasis de aluminio promete bancarse todos los trajines de los shows y ensayos. Esto se traduce en 21 kilos finales, el promedio para este tipo de instrumentos.

Los faders, botones y potenciometros son de muy buena calidad al tacto. La pantalla LCD de 2×20 caracteres (con contraste ajustable) muestra toda la información de manera prolija y legible.

El Artis viene con un “keybed” (o teclado) de 88 notas pesadas, diseñado y construido por la marca Italiana: FATAR (modelo TP100LR). Posee una acción de martillo graduada tipo piano muy bien lograda. Cabe destacar que este mismo teclado se utiliza en algunos modelos de Nord, Studiologic, entre tantos otros. No posee aftertouch. La acción de estas teclas nos resultan muy agradables, y son unas de mis preferidas en la actualidad. Si bien son muy pesadas, aun mas que las utilizadas en varios pianos «de cola», resultan muy adecuadas para tocar Piano y Rhodes. Esto sumados a las 9 curvas de sensibilidad que posee, proponen en conjunto una experiencia muy agradable para el usuario. Lógicamente, para tocar Clavinet o Hammond, este tipo de teclas tienen algunas limitaciones.

En lo personal el diseño de estos teclados me resultan quedados en los 90. Quizás sea hora de que Kurzweil arriesgue un poco mas para impresionar a las nuevas generaciones.


CONECTIVIDAD:

k2

Prolijo y ordenado: El Artis trae salidas balanceadas, y entrada de audio miniplug, ambas de muchisima utilidad en vivo. En el panel frontal y por debajo de las ruedas de modulación y pitchbend, se encuentra una salida para auriculares de 1/4.


INTERFAZ DE USUARIO:

El Artis propone a priori, una interfaz muy intuitiva, con nueve faders, cinco botones asignables, una eq de 3 bandas a mano para cualquier ocasión, y 8 botones dedicados a almacenar sonidos favoritos. Sin embargo, al momento de editar ciertos parámetros de un programa, o bien crear uno desde cero, es prácticamente imposible hacerlo desde el teclado. Son escasos los parámetros disponibles a editar sin recurrir al software dedicado que la marca ofrece gratuitamente. Dicho software, es un poco engorroso y de lento aprendizaje. Sin embargo, con un poco de paciencia hemos logrado editar a nuestro gusto el sonido de piano que trae por default.

k3


SONIDO:

La arquitectura sonora del Kurzweil Artis esta liderada por el nuevo “german piano” de la marca, entre otros 256 sonidos de excelente calidad, derivados de la aclamada serie PC3 y de la expansión KORE 64.

Dichos sonidos se encuentran prolijamente ordenados por categoría, en 16 bancos de 16 programas cada uno.

Respecto al sonido de piano las sensaciones son encontradas. Quizás para los fanáticos históricos de la marca, este nuevo piano sea un verdadero acierto. Sobre todo en comparación al ya arcaico “triple strike piano” de Kurzweil, que supo ser furor en su época.

En lo personal este sonido de piano me resulta muy real, y cálido, pero no logra terminar de atravesar una mezcla en vivo. Quizás, navegando entre sus otros sonidos de piano, hay algunos que logran hacerlo de mejor manera. En definitiva es todo una cuestión de gustos y estilos…quizás para un pianista de jazz o clásico sea mas agradable este sonido que para alguien que tocar otros géneros como Pop o Rock.

Los rhodes, sintes (derivados de la serie VAST de kurzweil), las cuerdas y otros sonidos orquestales fueron los preferidos por CINCO OCTAVAS. Por cierto, un grandísimo acierto de Kurzweil incluir sonidos de la arquitectura VAST (Virtual Analog Synthesizer Technology), suenan espectaculares!

No corre la misma suerte para el motor de emulación de organos hammond “KB3”. Si bien los 9 faders hacen de drawbars, y hay un botón dedicado para cada parámetro (chorus/vibrato, percusion, leslie on off, etc..) los resultados son..bueno, del uno al diez…un tres!!!! . Es hora de que Kurzweil actualize dicho motor, de tal modo que al ofrecerlo en sus productos, sea realmente un plus, y no argumento de marketing. O bien incluir una serie de 16 sonidos sin la posibilidad de ser modificados por drawbars pero bien sampleados!


FACILIDAD DE USO:

La experiencia de uso con este piano es muy fluida. En parte esto es gracias a sus 128 voces de polifonía, 16 partes multitimbricas y la posibilidad de dividir hasta en 4 zonas/capas el teclado. Pero también cabe destacar la claridad con la que se muestra la información en tiempo real en el display con cada boton o fader que se acciona.


CONCLUSION:

Una muy buena opción para cualquier pianista que busque un buen piano de escenario, con teclas pesadas y de buen tacto, repleto de sonidos refinados, muy variados y bien organizados.

Precio en Argentina 2500 dólares. Incluye pedal de sustain, cable usb y cable de alimentación eléctrica (ambos los mas cortos que vi en el mercado..)

(*Nota: la puntuación final es acorde al precio final del producto en el mercado argentino.Debido a la inflación constante de la moneda local, el precio esta expresado en dólares, a tipo de cambio oficial del dia en que se realizó el testeo. Dicho precio es aproximado y esta sujeto a cambios cotidianos.).

CONSTRUCCION: 10.

DISEÑO: 7.

FACILIDAD DE MANEJO: 7.

VERSATILIDAD: 8.

RESULTADOS: 7.

RELACION CALIDAD PRECIO: 8.